07. En perfecto aislamiento

aislamiento burbuja

El vencer la inercia y ponernos en movimiento ya fue un gran avance, pero que pasa cuando estamos trabajando y ahora hay distracciones que no nos dejan trabajar cómodamente. No hay manera de aislarnos físicamente del entorno además no es saludable alejarnos de las cosas que alimentan nuestras vidas ( la familia, amigos, los sonidos de la calle, las mascotas) pero a veces si es necesario entrar en esa zona que nos permite aprovechar al máximo el tiempo.

Tiene sus ventajas  trabajar de noche, hay menos distracciones -en la casa todos duermen, son pocas las actualizaciones de twitter y facebook y el silencio hace que la música en los audífonos suene mejor- claro que no es la única manera: aun en medio de un mercado, de un parque o una fiesta nos podemos concentrar y trabajar dentro de nuestra burbuja que nos da ese aislamiento.

En el 2007 cuando comencé a ilustrar tenia un trabajo de tiempo completo por lo que debí crear un segundo turno para dedicarle el tiempo suficiente a ilustrar: cada día luego del trabajo llegaba a la casa atendía las responsabilidades hogareñas así como dedicarle tiempo de calidad a la familia y luego trabajaba de 2 a 3 horas a partir de las 23 horas, eso me sirvió mucho unos meses, luego por cansancio del día cambié de horario, ahora me acostaba temprano y me despertaba a las 4 am para trabajar un par de horas antes de irme al trabajo. Muy buenos trabajos logré en esos tiempos, un esfuerzo que valía la pena.

 

Cerrar menú